El fuego de Josiah / The Josiah's Fire

El autismo le quitó las palabras, Dios le dio una voz

$9.74
$12.99
(Save 25%)
Status
Formats Available
  • ¿Dónde queda la fe cuando no hay esperanza

    Apenas estrenándose como padres, Joe y Tahni Cullen tuvieron un inesperado encuentro con el mundo del autismo cuando su hijo Josiah perdió repentinamente su capacidad de hablar, jugar y socializar.  El diagnóstico:  Trastorno del espectro autista.  En sus intentos de ver a Josiah recuperarse y recuperar el habla, los Cullen sufrieron luchas físicas, emocionales y financieras.  Mientras que otros niños alrededor de él mejoraban, Josiah solo empeoraba.

    Cinco años más tarde, Josiah, a quien no se le había enseñado formalmente a leer o escribir, de repente comenzó a escribir en su iPad profundos pensamientos sobre Dios, ciencia, historia, negocios, música, personas desconocidas, y el cielo. Las reveladoras visiones de Josiah, sus encuentros celestiales y sus experiencias sobrenaturales forzaron a su familia a salir del anonimato y a desafiar la teología predecible, catapultándolos a un maravilloso encuentro con Jesús.
    • Encuentre esperanza en medio de las dificultades
    • Tenga una novedosa vislumbre del cielo
    • Aprenda a escuchar y a confiar en la voz de Dios
    • Identifique los papeles del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo
    • Entérese de la obra de los ángeles, ¡y más!
    Sígale el rastro a la verdad en el misterioso mundo de Josiah, ¡y descubra por qué su familia y amigos no pudieron permanecer más en silencio!



     
  • Tahni Cullen es una ministro ordenada y conferenciante que comparte un mensaje de esperanza y restauración.

    Cheryl Ricker escribe historias sobrenaturales de la vida real sobre el irresistible amor, poder y presencia de Dios.

     
    • ISBN-10: 1629990620
    • ISBN-13 / EAN: 9781629990620
    • Number Of Pages: 256
    • Publisher: Charisma House
    • Imprint: Casa Creación
    • Height: 8.25 in
    • Width: 5.5 in
    • Publication Date: 20170502
    • Language: Spanish